ENSAYO PROBATORIO…………………………..

 

RAPALINIS………………

 

El concepto y la necesidad de la prueba es común a todas las ramas del derecho, de igual manera todas las ciencias del saber humano; como afirma Dellepiane y quien será el punto de referencia,  para efectuar nuestro análisis, “se deben probar los hechos, los resultados, los efectos y las causas de éstos, reconstruyendo y analizando los pasados y deduciendo los futuros”, aún en el acontecer de la vida diaria, ordinaria o cotidiana, se requiere probar los actos de los demás o los resultados de los propios. El criterio de la prueba, en sentido general factico, puede implicar “experimentación  o ensayos”, comprobaciones que equivalen a realizar lo imaginado, confrontándose con el futuro. También en un segundo criterio la prueba puede referirse  a verificar establecer los hechos que ocurrieron en el pasado, imaginar cómo posibilidad lo real. Estos dos criterios tomados en  un sentido de confrontación ante lo que puede o no ser, para ajustar la imaginación que va al pasado y al futuro y la realidad que la confronta, para saber si existen esas posibilidades, entre la realidad y lo que se cree, la prueba se hace con referencia a un ensayo.

 

Entonces entendemos que existen un grupo ciencias (históricas) que constituyen un trecho del saber, es decir, “sectores descriptivos del conocimiento”, que al racionalizarse y relacionarse se dan apoyo, dando firmeza a la estructura y por ende, fundamento lógico, a la prueba; denominadas estas “Ciencias Reconstructivas”,  todas estas utilizan el “Método Reconstructivo”, según el cual, se reconstruyen hechos, a través de invención veraz, basada en los rastro, huellas o vestigios dejados por ellos.

 

El autor nos da a conocer los seis tipos de pruebas, que en nuestros días podemos utilizar, y también nos expone las combinaciones posibles de las mismas, todo esto apuntando, hacia la certeza y verosimilitud del hecho; estas tipos son: “el reconocimiento judicial, la pericial, la confesión, la de testigos, la literal y la indiciaria”, aduciendo que las cinco primeras son directas y la indirecta la ultima; ya que en las directas no interviene hecho alguno, entre la prueba y el hecho a reconstruir; la forma de combinación es así: una es la combinación de pruebas simples perfectas, la segunda es la combinación de pruebas perfectas e imperfectas, y por último la combinación de una amalgama de  pruebas simples todas imperfectas, las cuales, tomadas una a una no tendrían fuerza alguna, pero unidas pueden alcanzar alto grado de probabilidad.

 

Otro aspecto relevante, son los pasos que comprende, el proceso para la reconstrucción de u hecho; que son 1) busca, recolección, descripción y conservación de rastros; 2) observación y estudio de estos, para aquilatar su valor respectivo; 3) formación de inferencias e hipótesis explicativas del hecho que debe reconstruirse; 4) combinación de inferencias  y aplicación de principios; 5) exclusión de hipótesis contradictorias de la expuesta. Dellepiane utiliza la prueba indiciaria para la explicación de este proceso, especialmente, la aplicación de los principios, que por cierto, son aplicables a todas las pruebas, es significativo, enunciar que el indicio, si bien es cierto constituye fuente de prueba, todavía no es medio de prueba. Para que ello acontezca, es necesario que este sea sometido a un raciocinio inferencial, que permita llegar a una conclusión y que ella aporte conocimientos sobre el objeto de la prueba, además  que “los indicios se pesan, más que se cuentan” según dice Dellepiane, pues estos, valen según la trascendencia que tengan en la prueba. La sospecha no se debe confundir con el indico, ya que esta como la define el maestro “juicio ligero, una inferencia que nos conduce a la duda”, inferimos entonces que es apenas una opinión, una apreciación subjetiva que no tiene fundamento  en una concreta circunstancia indiciante o cierta hecho probado,  no tiene categoría probatoria o estructura alguna siendo meramente hipotéticas.

Y tenemos que  la presunción es el resultado de la relación de varios indicios, graves (reúnen tal grado de probabilidad que conducen al juez a la certeza de su razonamiento), precisos y concordantes (que todos concuerden entre sí).La presunción está dividida en las judiciales, aquellas que vinculan a  jueces y particulares en su creación con su posterior utilización; y las legales que tienen preceptos sustanciales, adjetivos, de derechos, de obligaciones, que atañen la prueba, estableciendo la forma de hacer valerlos e indicando el medio de comprobarlos ante los tribunales; las presunciones legales se fraccionan en las juris et de jure, que reposan en una ley natural, general y constante; por otro lado las juris tantum o juris, estas admiten prueba en contrario o pueden ser puestas en duda; las presunciones deben siempre ir dirigidas, a producir en el juez certeza y verosimilitud de lo probado, en tal forma, que su sentencia, este basada en hechos objetivamente concretos. En la exposición de Dellepiane he encontrado, un error, referente al “Testis unus, testis nullus”, de donde se desprende, que debe existir, más de un testigo, para que la prueba sea verosímil. Lo cual está totalmente desvirtuado, en el presente o como se haría en un caso de violación, es obvio que si se cuenta, con un testimonio, este será prueba.

Tenemos por ultimo Los Principios Comunes a Todas las Pruebas; 1), el principio de la concordancia es la conexión entre sí; 2) principio de la convergencia que todas reunidas no conduzcan a conclusiones diversas; 3) el principio de la confirmación  en esta la ciencia de la prueba apoya sus afirmaciones y verdades, para tenerlo, debemos contar con el primero y el segundo; 4)  el principio de la verosimilitud según el cual las pruebas deben fundarse en hechos  reales y probados; y el 5) la exclusión de hipótesis contradictorias de tal forma que no deje duda alguna razonable. Estos constituyen en forma muy abstracta los puntos que Antonio Dellepiane nos quiso exponer en su obra la “Nueva Teoría de la Prueba”, él en forma muy didáctica recoge, los aspectos más esenciales que deben, constituir la prueba así, tenemos, un concepto de prueba muy, explicativo y que refleja la necesidad de esta, el Método Reconstructivo y sus ciencias históricas, los principios comunes a todas las pruebas, la reunión de indicios para hacer de ellos una prueba indiciaria y  el proceso a seguir para la reconstrucción de los hechos, dejándonos un gran legado para la correcta impartición de justicia y sin arbitrariedad, dándole a los jueces los parámetros, que los lleven a la conclusión correcta respecto del hecho que se busca probar.